Los Afroesmeraldeños rescatan su lengua

Diario El Comercio, edición digital

Quito, 26 de enero de 2004

 

Redacción Santo Domingo

Palenquero, cimarrón o cimarrona, hermano, ñana, bambero... son algunas de las palabras del idioma del pueblo afro, que han empezado a rescatarse en el norte de Esmeraldas. El proceso de recuperación de la lengua es uno de los proyectos de la Comarca del Norte (Cone), una organización ancestral negra asentada en los cantones San Lorenzo, Rioverde y Eloy Alfaro.

Esta comarca, la única de su tipo en el país, está formada por diez palenques (territorios más pequeños), donde viven 100 000 familias afro.

Inés Morales, palenquera mayor (presidenta) de la Cone, explicó que uno de los objetivos de la comarca es recuperar la lengua tradicional: el Lingala. Según investigaciones de la Cone, los negros que llegaron a Ecuador vinieron de El Congo y Lingala, en África. Morales afirma que su lengua era el Lingala, "pero nosotros la llamamos lengua palenquera".

La Cone creó, además, la 'Comisión de Etnoeducación', que elabora un proyecto para la difusión del idioma en toda la comarca. Los palenqueros hacen talleres con los maestros de escuelas y colegios para enseñarles el idioma. En las aulas los maestros saludan en Lingala y enseñan a sus alumnos a sumar, restar, multiplicar y dividir utilizando instrumentos afro, como la catanga (una especie de jaula para atrapar los peces).

También enseñan la geografía de las comunas, los palenques y de la comarca; hablan a los estudiantes sobre el modelo organizativo, la historia y los personajes más importantes del pueblo negro. Por ejemplo, relatan la historia de Alonso de Illescas y Marina Carrillo...

En el palenque Fecona, Morales aprovecha su condición de rectora del Colegio Barón de Carondelet para enseñar a sus alumnos la lengua nativa, aunque esta cátedra no se encuentre reconocida por el Ministerio de Educación. Amada Cortez, maestra de una Escuela de San Lorenzo, hace lo mismo en su cátedra.

Los niños y jóvenes son los actores más importantes, resalta Pablo de la Torre, representante del palenque Fedarpom. Rosa María Quiñónez, de 26 años, del palenque Humedales, en Eloy Alfaro, afirma que el objetivo de la organización es transmitir las tradiciones a los jóvenes. Su compañero José Preciado dice que esta meta ha unido a las comunas.

El proyecto

El primer palenque. La comuna río Santiago-Cayapas es el palenque más antiguo de la provincia, y por ello es y uno de los más organizados. Además ya es dueño de sus tierras, pues las compró en oro.

Las mujeres. Las organizaciones de mujeres han crecido en la comarca y han adquirido más presencia. Ellas ayudan a rescatar las tradiciones y costumbres.

Los universitarios. Los afro del norte que estudian en las universidades de Quito discuten qué es la comarca y su forma de organización.

 

Fuente: http://www.elcomercio.com/noticias.asp?noid=84290

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias