Observadores internacionales frente a la anunciada militarización de Sarayaku en Ecuador

Agencia de Noticias Amazonía (Agenot)

Quito, 21 de noviembre de 2003

 

Observadores de las Naciones Unidas, del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo serán testigos, este próximo 5 de diciembre, de la militarización que ha anunciado el Gobierno ecuatoriano para el reinicio de la actividad sísmica en el Bloque 23 en Sarayacu, Provincia Amazónica de Pastaza, informó Mario Santi, presidente de los indígenas de la comunidad, según lo reporta el Diario El Universo de Ecuador.

Santi dijo que la Comisión Internacional de Derechos Humanos amplió por seis meses más las medidas cautelares a favor de los indígenas. Agregó que el caso irá a la Corte Interamericana de DD.HH., ante la cual presentará, a mediados de febrero, una demanda contra el Gobierno ecuatoriano por irrespeto a los derechos indígenas.

Por su parte, la mayor organización indígena de Ecuador, Conaie, respaldando las gestiones de Sarayacu, anunció que no permitirá que el gobierno de Lucio Gutiérrez militarice la zona y que impedirá el ingreso de las petroleras al bloque 23.

Como se recordará, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, acogió el pasado 5 de mayo las denuncias de Sarayacu contra el Estado Ecuatoriano por violación de los derechos humanos. El pueblo kichwa de Sarayacu, se opone a la explotación petrolera de la Compañía General de Combustibles CGC-Chevrón en sus territorios y acusó al Estado ecuatoriano de patrocinar los trabajos de la petrolera a pesar de la oposición de la comunidad.

Debido a los enfrentamientos con la comunidad, la petrolera suspendió sus actividades en febrero de 2003. Ahora, el Ministro de Energía de Ecuador ha declarado que Sarayacu sería militarizada esta semana para que pueda realizarse la exploración de crudo y ha afirmado que los indígenas de la zona actúan en forma ilegal, apoyados por organizaciones extranjeras que promueven el caos.

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias