El levantamiento se discute desde Cotopaxi

Diario El Comercio, edición digital

Quito, 1 de noviembre de 2003

 

La ruptura de la alianza política entre el PSP y Pachakutik provocó en la organización indígena de Cotopaxi, un malestar que todavía no está resuelto internamente. Quizá por esa razón, un paro indígena y un posible levantamiento (propuestos en la asamblea provincial del pasado 11 de septiembre) no progresaron. Allí fueron evidentes desacuerdos y una participación a regañadientes de las bases.

Y aunque ninguno de los líderes o dirigentes se atreve a reconocerlo abiertamente, dos hechos acentúan ese malestar: la sensación de las bases de no ser tomadas en cuenta en las decisiones de la Conaie y la Ecuarunari, y el hecho de que varios de sus militantes siguen en los puestos burocráticos provinciales de los ministerios de Bienestar Social, Agricultura, Desarrollo Urbano, ORI y Codereco.

Actualmente, se habla de la necesidad de una depuración y de un severo llamado de atención a la dirigencia. Este Diario obtuvo criterios de diversos dirigentes indios y la mayoría concordó en una afirmación: "las decisiones, propuestas y acuerdos entre los indígenas y los políticos tradicionales deben ser decididas y debatidas en las comunidades y no por los líderes. Un levantamiento indígena no está descartado, aunque éste involucre un proceso largo y agotador. El detonante podría ser el anuncio gubernamental de inmiscuirse en el Codenpe y en la Educación Bilingüe".

El malestar empezó hace más de un mes cuando la idea de un levantamiento indígena fue propuesta, pero las bases no dieron el visto bueno porque no se había calmado la sensación de que determinados líderes actuaron por su cuenta. Esto obligó al Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC) a reunirse con el Gobierno para solicitarle que cumpla con los pedidos de la provincia (especialmente viales). Los ánimos entonces se calmaron parcialmente, pero el descontento se mantiene en 861 comunas, barrios y recintos cotopaxenses vinculados al MICC.

Nadie sabe con exactitud qué ocurrirá en estos meses. Unos hablan de una depuración del movimiento, previa una rendición de cuentas y ajusticiamiento a los dirigentes "traidores", según dirigentes que solicitaron omitir sus nombres. Otras declaraciones aportan con detalles al respecto: "El Presidente ofreció atender nuestra vialidad y apoyar la Salud y Educación Bilingüe". Jorge Guamán, diputado, y César Umajinga, prefecto, vigilarán el cumplimiento de los acuerdos. Entre tanto, las asambleas y reuniones de las OSGs y las bases siguen. "Hoy, decidimos escuchar más a las bases", dice Beatriz Padilla, vicepresidenta del MICC. Juan Rodríguez, vicepresidente de la Corporación de Organizaciones Jatun Cabildo de Pujilí (que representa a 58 comunas), asegura que aún persisten los efectos del desequilibrio entre la organización participativa comunitaria y los espacios de poder alcanzados por ciertos líderes indios. "Si un líder no está bien preparado puede caer en el marasmo de la corrupción. La alianza Pachakutik -PSP no fue consultada con las bases. La dirigencia nacional cometió errores. Esos errores nos llevaron a decidir que toda acción debe ser consultada con las bases o habrá una depuración. Aquí no hay caciques. No se descarta un levantamiento". José Toapanta, dirigente de Tierra y Ecología del MICC, y que participó en los levantamientos del 90, 96, 99, aseguró que no se sentarán a llorar por la ruptura con el PSP.

Pero hay otros dirigentes históricos del movimiento que no comparten la visión de impulsar una oposición rabiosa. Lourdes Tibán, ex dirigente del MICC y ex subsecretaria del MBS, se muestra conciliadora. "El MICC debe posicionar su opinión en la Conaie y la Ecuarunari de la Sierra".

Las provincias descuidaron su participación. El día que se rompió la alianza, algunos líderes pidieron que la dirigencia nacional de la Conaie vaya a las provincias para explicar. "Pero como no ocurrió, entonces sigue el silencio y eso es negativo, pues es preciso exteriorizar los criterios. Pero estos desacuerdos los resolveremos casa adentro".

Otros Detalles

Los inicios.- El Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC) se halla en Latacunga. Empezó en los años 60, y su estructura se formó en 1972, consolidándose con la primera dirigencia indígena del MICC en el ámbito provincial en 1978.

El presidente.- Entre el 23 y el 25 de mayo de este año se realizó el VII Congreso del MICC en La Maná. Fueron convocados 10 delegados de cada Organización de Segundo Grado. Allí se nombró al nuevo Consejo de Gobierno del MICC, cuyo titular es el líder Carlos Espín.

Las reuniones.- El Movimiento se mantiene organizado e informado gracias a las sesiones quincenales y las asambleas mensuales.

 

Fuente: http://www.elcomercio.com/noticias.asp?noid=77414

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias