500 afectados por la Texaco realizan una marcha hoy

Diario El Comercio, edición digital

Quito, 21 de octubre de 2003

 

Redacción Nueva Loja

A las 11:00 de ayer arribó al aeropuerto de la ciudad el presidente de la Corte Superior de Justicia de Nueva Loja, Alberto Guerra Bastidas. Él recibe hoy, a las 09:00, a los demandantes y demandados del caso Texaco.

Como todos los lunes, el Juez arribó en vuelo de Tame y rápidamente se trasladó a su oficina ubicada en el centro de la urbe. El Magistrado tiene su domicilio en Quito y desde hace seis años que trabaja en Sucumbíos, viaja la mayoría de fines de semana a la capital.

Apenas Guerra se reintegró a sus labores, revisó el proceso que reposa en su escritorio y luego se dirigió a la Sala de Audiencias de la Corte. Quería verificar que el sitio esté bien limpio y arreglado para el inicio del juicio.

Es la primera vez que Guerra, nacido el 30 de mayo de 1954 en San Gabriel (Carchi), conocerá un caso de estas dimensiones. "Quiero dignificar la Justicia ecuatoriana haciendo lo que manda la Ley", sostuvo ayer. En Nueva Loja, Guerra es conocido por tramitar juicios en contra de dos alcaldes y un prefecto que son acusados de supuesto peculado y enriquecimiento ilícito.

Antes de llegar a esta jurisdicción fue juez XXII de Pichincha y ex profesor de las universidades Central y Cooperativa de Colombia.

El Magistrado dirige a un grupo de 30 integrantes de la Función Judicial de Nueva Loja que engloba a tres juzgados y la Corte Superior. La entidad carece de un local propio y desde hace tres años despacha desde el segundo y tercer pisos de un edificio arrendado.

Allí está el despacho del Presidente y la Sala de Audiencias de la Corte Superior de Justicia. El lugar donde hoy serán recibidos los involucrados del caso Texaco es un sitio reducido y de solo 48 metros cuadrados de extensión.

Los preparativos para la jornada de hoy también se sienten en otros espacios.

El coronel Diego Cruz, comandante encargado de la Policía de Sucumbíos, dispuso un operativo especial a cargo de 100 efectivos. La idea, dijo, es garantizar la seguridad de las partes y de las zonas donde se llevarán a cabo las concentraciones y marchas de los demandantes.

Para los afectados por la Texaco, las manifestaciones serán pacíficas. "Pedimos que la Policía nos acompañe en las dos marchas programadas para evitar problemas con infiltrados", indicó Ermel Chávez, presidente del Frente de Defensa de la Amazonia (FDA).

Explicó que por lo menos 500 indígenas y colonos acudirán a las manifestaciones para protestar en contra de la Chevron Texaco y exigir una manejo justo del proceso en la Corte de Justicia. Una reacción similar expresaron los indígenas siona, secoya, cofán y huaorani que desde la tarde de ayer se concentraron en las instalaciones de la Federación de Mujeres de Sucumbíos.

Luis Yanza, coordinador del grupo de demandantes a la Chevron Texaco, señaló que solo desde las comunidades de Orellana asistirán 200 indígenas. Según el FDA, las manifestaciones comienzan hoy, a las 08:00, desde el Banco Nacional de Fomento y el Parque Central.

En Orellana también reclaman.

Una marcha se realiza hoy en Tena, provincia de Napo, para exigir que la Corte Superior acoja la demanda que presentará la Fecunae, en contra de la Texaco. En este juicio se incluirán 31 comunidades afectadas de Orellana por la explotación petrolera realizada entre 1970 y 1990 por Texaco. Es un reclamo similar al que inicia hoy en Sucumbíos, pero que agrupa a otros sectores. Según la Fecunae, la demanda se presentó el 30 de julio, pero fue rechazada porque debía estar en inglés. Ahora todo está listo, dijeron, y esperan que la marcha permita iniciar el juicio en contra de la transnacional. El grupo del Tena agrupa a 28 comunidades de la Fecunae. Ellos reconocen que debieron hacer un solo grupo con el planteado en Sucumbíos, pero no lo lograron. Redacción Orellana

 

Fuente: http://www.elcomercio.com/noticias.asp?noid=76305

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias