¿Poder de convocatoria o contramarcha?

Diario La Hora, edición digital

Quito, 23 de agosto de 2003

 

30 mil personas a favor de Gutiérrez.

Sociedad Patriótica tiró la casa por la ventana, pues durante la "Gran Marcha para respaldar la gestión del presidente de la República, Lucio Gutiérrez", se repartieron pancartas, camisetas, sombreros, banderas y globos.

En esta movilización se estima que estuvieron unas 30 mil personas, las cuales llegaron desde todos los rincones del país en buses interprovinciales que fueron "alquilados" por los coordinadores de cada provincia.

Estos fletes, dependiendo la distancia, costaron entre $100 y $500, según informaron los mismos coordinadores, quienes aclararon que el dinero para esta movilización se consiguió a través de "donativos" de los militantes del partido.

En Manabí, por ejemplo, se alquilaron 37 unidades de transporte público, a un costo de $350, es decir que se pagó $12.950 para que la delegación de dicha provincia llegue hasta Quito.

En este caso, la coordinadora de la movilización fue Cecilia Fernández, quien confirmó que en cada uno de estos transportes se movilizó a un promedio de 45 personas.

"Nosotros salimos de Manabí el jueves a las 23h30 y llegamos a las 07h00", dijo la coordinadora, quien por "cuenta propia" repartió 650 sombreros de paja toquilla y 100 machetes.

A más de esto, confirmó que se ofreció un refrigerio para "todos" quienes participaron en la manifestación que se inició en Santa Prisca a las 10h30 y que culminó en la Plaza de San Francisco a las 13h30.

"Queremos aclarar que todos los gastos son parte de la autogestión del partido", dijo la dirigente quien se empeñó en confirmar que la marcha no fue pagada sino que era el fruto de la organización de las "bases de Sociedad Patriótica".

Cuando el río suena...

Segundo Rafael Torres, discapacitado, que trabaja en el centro histórico de Quito, fue quien encabezó la manifestación de apoyo a Gutiérrez, que se dio como una respuesta a la protesta realizada el jueves por otras organizaciones sociales.

Según Torres, quien recibió una bandera verde y rojo y una camiseta blanca de Sociedad Patriótica, su respaldo a Gutiérrez será hasta las últimas consecuencias, pues sostuvo que el Ecuador no puede permitirse "tumbar a otro presidente".

"Pienso que todos tenemos que trabajar sólo eso puede llevar adelante al país", dijo jadeante Torres mientras, en su silla de ruedas, intentaba seguir delante de un río de personas que gritaban que dejen gobernar a Gutiérrez.

Los gritos y cánticos a favor del primer mandatario se hicieron eco en montubios, negros, mestizos, cholos e indios que protagonizaron la marcha que tardó cerca de cuatro horas hasta llegar a la plaza de San Francisco.

Durante el recorrido, empero, se notó inconformidad en ciertos grupos, en los que se denunció que se los había obligado a salir. Una de estas personas, quien pidió reserva de su nombre, pero que demostró, con documentos, que trabaja en el Registro Civil, dijo que las personas de su departamento fueron obligadas a salir a las calles a respaldar al gobierno.

"Nos dijeron que si no salíamos nos multarían o que nos descontarían nuestros sueldos para pagar los costos de la marcha", confirmó el trabajador.

Tarima, artistas y política.

A las 12h03 en la Plaza de San Francisco llegaron los primeros manifestantes quienes fueron recibidos con las tecnocumbias de "Helen" quien se presentó en el escenario montado por la empresa "Maxiaudio", que también brindó sus servicios de sonido.

El costo para un evento de este tipo, según un operador de Maxiaudio alcanzaría hasta unos $3 mil y la presentación de los artistas se estima en unos $200 a $250 por cada uno.

A este mismo lugar llegaron unas diez "Chivas quiteñas", cuyo alquiler por unidad puede variar entre los $120 y $140, dependiendo de su tiempo de uso.

Estos costos según Eduardo Peñaherrera, ministro de Obras Públicas, se cubren con los fondos que aportan los "funcionarios y militantes" de sociedad Patriótica.

"Nosotros, cada mes, damos una parte de nuestros sueldos para este tipo de eventos", confirmó Peñaherrera, quien dijo que ésta es la "cuarta ocasión en que Sociedad Patriótica llena la Plaza de San Francisco con este mismo método".

Policías de apoyo Cuando los manifestantes llegaron a San Francisco, el apoyo de la Policía hacia los representantes de Sociedad Patriótica fue evidente, pues hasta el Intendente de Policía de Pichincha participó en la tarima.

Allí, también estuvieron Gilmar Gutiérrez, diputado por Pichincha de Sociedad Patriótica; Fausto Solórzano, presidente del Consejo Directivo del IESS, y hasta la famosa Katherine de "Gran Hermano". Para "proteger a estas personalidades", de sus propios simpatizantes, se necesitaron perros entrenados que la "policía de apoyo" llevó cerca de la tarima.

En este operativo, además participaron unos 100 uniformados, quienes más que resguardar la seguridad del evento se dedicaron a obstaculizar el trabajo de los medios de comunicación.

"No pagamos a nadie"

Frente a los evidentes gastos que se realizaron para la realización de esta Marcha, Gilmar Gutiérrez, hermano del presidente de la República, aseguró que el Partido Sociedad Patriótica no hizo ningún tipo de gasto.

"Ustedes pueden constatar que la Plaza de San Francisco está llena y que la gente sigue llegando. Estas son las encuestas de carne y hueso de las que habla el presidente, quien siempre recibe estas muestras de cariño", aseguró.

Según Gutiérrez su partido no tiene recursos como para pagar una marcha de la magnitud que se congregó en Quito. Aseguró que la gente llegó "por sus propios medios y con buena voluntad. En cuanto a las marchas del 21 de Agosto, hizo un llamado para que los sectores "dispuestos a desestabilizar al gobierno" reflexionen y dejen de remar en contra de la corriente.

"Gracias a Dios tenemos un presidente que fue elegido por el pueblo, que no tiene compromisos políticos con nadie y que deja todo su esfuerzo por los ecuatorianos", aseveró el diputado al dejar claro que el gobierno mantendrá las políticas económicas y sociales, que impulsa desde hace seis meses.

Pese a esto, aclaró que si se cometen errores "con buena voluntad" se realizarán las rectificaciones del caso.

Una trampa peligrosa

Las movilizaciones de ayer fueron analizadas por Mesías Tatamuez, presidente de la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitarias de Trabajadores (Cenocut). Según el líder sindical, la marcha gobiernista es el resultado de un juego peligroso en el que el presidente de la República puede equivocarse.

"Lo que puede resultar de organizar marchas en contra de las protestas populares es que se dé un enfrentamiento de pueblo contra pueblo", dijo Tatamuez, quien aseguró que la marcha del 21 de agosto fue sólo el principio de un sinnúmero de acciones previstas por las organizaciones sociales.

En este mismo sentido, Francisco Pérez, sociólogo, dijo que el gobierno no podrá realizar manifestaciones cada vez que tenga oposición.

"Lo que pienso es que se está abusando de las necesidades del pueblo, pues en la marcha hay quienes participan con la esperanza de que les den un puesto", aseguró el experto, quien lamentó ver que hubo muchas personas indígenas.

En contra de estas posiciones, Duval Vega, miembro de la flamante Confederación Nacional de Pueblos Independientes del Ecuador (Conapie) aseguró que apoyarán al gobierno incluso si sube el precio del gas.

"Nosotros no somos como esos indígenas de ponchos dorados que sólo quieren tener poder y que hablan de tumbar gobiernos", aseveró el líder indígena, quien pidió un plazo para que Gutiérrez pueda gobernar.

Para Vega el gobierno ha dado muestras de cambio respecto a las políticas económicas y sociales y por ello dijo que "luego de un año" los resultados se verán por sí solos.

 

Fuente: http://www.lahora.com.ec/noticiacompleta.asp?noid=196745

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias