Paro campesino en San Carlos por la contaminación de una vertiente

Diario El Comercio, edición digital

Quito, 7 de Junio de 2003

Redacción Nueva Loja

Un grupo de habitantes de la parroquia San Carlos, en el cantón la Joya de los Sachas, inició un paro indefinido contra Petroproducción. Exigen la dotación de un sistema de agua potable como una compensación por los impactos ambientales que ocasionó la reactivación de un pozo petrolero en la zona.

Los pobladores iniciaron la medida el jueves a las 11:00. La vía de acceso al pozo 2, que es parte del campo Sacha Sur, fue cerrada. La protesta tomó fuerza y los pobladores quemaron llantas y colocaron clavos en la carretera para impedir el paso de los vehículos de la petrolera. A 300 metros de los manifestantes, técnicos petroleros continuaron con la reactivación del pozo dos.

Según la versión de Silvia Gualpa, que vive 23 años en la parroquia, el problema comenzó hace 15 días cuando Petroproducción inició la adecuación de la plataforma para instalar los equipos de perforación. El peso de la maquinaria reveló la existencia de piscinas de crudo excavadas hace 20 años por la Texaco.

Éstas fueron tapadas con tierra por lo que, cuando hay presión el crudo sale a la superficie. El petróleo que brotó de esta piscina contaminó la única vertiente que sirve para el abastecimiento de agua. Para Benjamín Riofrío, un poblador, las operaciones petroleras dejaron sin agua a los vecinos . "Contaminaron la única fuente que teníamos para preparar nuestros alimentos, lavar, bañarnos y mantener nuestros animales".

En la zona, las aguas del esteros y ríos están contaminadas por el petróleo. "El paro es indefinido y no vamos a claudicar hasta que la empresa se comprometa a construir un sistema de agua tratada", dijo Julio César Guambo.

Testimonio, Zoila Chalán, habitante de San Carlos.-

La maquinaria está a cinco metros de mi casa, el ruido es tremendo e insoportable. Los petroleros me dijeron que se trataba de un trabajo pequeño, pero no es así. El agua que sacan de las perforaciones llegan al patio de mi casa y el crudo que brota de la piscina perforada por la Texaco envenena la vertiente que consumen las familias de esta carretera. Es por demás justo que nos construyan un sistema de agua potable.

Fuente: http://www.elcomercio.com/noticias.asp?noid=63342

 
Llacta!    Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias