Nueva Loja sufrió un nuevo derrame de petróleo





Diario El Comercio, edición digital

Nueva Loja, 3 de Marzo de 2003




Más de doscientas familias que utilizan el agua del estero Teteyé se llevaron una desagradable sorpresa, la mañana del sábado pasado, cuando observaron que sus aguas estaban cubiertas por un manto negro de crudo proveniente de la Terminal Amazonas.

Emigdio Rojas, propietario de una finca aledaña a la Terminal de OCP ubicada a cuatro kilómetros y medio del centro de la ciudad, señaló que el derrame se inició en la madrugada del sábado y que, cuando la población se percató del hecho, el crudo ya recorrió al menos tres kilómetros a lo largo del estero.

Reveló que el derrame de crudo pone en riesgo la salud de las familias que viven en las fincas y barrios aledaños a la terminal, que utilizan el agua para los quehaceres domésticos y para la crianza de ganado porcino y bovino.

"Tengo 32 cabezas de ganado que corren el riesgo de beber el agua y sufrir intoxicación", dijo Rojas, quien teme por su inversión de 32 años.

El malestar es compartido por moradores de los barrios Los Ceibos, Sindicato de Choferes y El Cisne, quienes mostraron su indignación al observar que una cuadrilla de 20 trabajadores de la compañía Azul, hacía labores de limpieza del crudo a las 08:00 de ese día.

"Este estero es la única fuente que tenemos en el barrio para lavar la ropa, bañarnos y hasta para cocinar", dijo Jacinto Valdez, del barrio Sindicato de Choferes uno de los sectores afectados.

Emma Aguirre, presidenta del Barrio El Cisne, a dos kilómetros de la Terminal Amazonas, anunció que hoy se reunirán en sesión general para organizar una marcha de protesta contra de los técnicos de la Terminal y presentar la denuncia en el Ministerio del Ambiente, la Gobernación y la Defensoría del Pueblo de Sucumbíos.

"Si son capaces de generar estos problemas de contaminación ahora que solo están en proceso de prueba, nadie sabe los que nos espera cuando la terminal opere al cien por cien", dijo Aguirre.

Miguel Alemán, de Protección Ambiental del consorcio OCP, confirmó que 60 barriles de crudo se derramaron en la plataforma y drenajes de la Terminal Amazonas, seis de los cuales cayeron al estero del sector. "El derrame de crudo se produjo cuando los técnicos probaron el sistema de almacenamiento en los tanques de la terminal y una válvula no fue cerrada a tiempo".

Señaló que, una vez detectado el problema, se activó el plan de contingencia y se colocaron tres puntos de control para recoger el crudo derramado a lo largo del estero.

Precisó que la empresa pagará indemnizaciones a quienes "demuestren" los daños ocasionados por el derrame.


Fuente: http://www.elcomercio.com/noticias.asp?noid=53736







 
Llacta!    Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias