Marea Negra en la Amazonía





Barcelona, 16 de diciembre de 2002



10:30 H Rueda de Prensa. Pati Llimona (C. Regomir, 3)

15:30 H Charla en la Universitat Autònoma de Barcelona (Salón de Actos de la Facultad de Economía)

19:30 H Charla en el CTD (C. Gran de Gràcia, 126 ppal)



Una de las catástrofes ecológicas y por tanto humanas más importantes en la historia mundial esta aconteciendo frente a las costas de Galicia. La ciudadanía en pleno sale a la calle y se organiza buscando paliar los efectos inmediatos de la marea negra. Miles de voluntarios acuden a las costas gallegas, el gobierno miente y se esconde en la retórica, se envía al ejército, se dispara la atención de los medios de comunicación y se extiende la indignación y la solidaridad ante una catástrofe largamente anunciada... sin embargo, sólo el 5% de los vertidos de petróleo es fruto de accidentes como el presente, mientras que más del 85% de las "mareas negras" se producen por distintas actividades humanas supuestamente "controladas". Como por ejemplo, la extracción y el transporte de crudo en la Amazonia, donde desde hace décadas cientos de miles de habitantes y culturas milenarias están sufriendo sus efectos.

Desde la Amazonía ecuatoriana llega una delegación a Europa para denunciar esta situación, especialmente la complicidad de BBVA, Caja Madrid y Repsol/YPF en la construcción en Ecuador de un oleoducto altamente dañino para el medio ambiente y para las poblaciones amazónicas.

Nathalie Weemaels, de Acción Ecológica, nos hablará sobre el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) y los impactos generales del complejo extractivo del petróleo en el Ecuador.

Manuel López, representante del Movimiento Campesino de Lago Agrio (Amazonia ecuatoriana). Ha participado en los paros organizados contra el OCP y ha sufrido la represión y el encarcelamiento por ello. Hablará de su experiencia, de las violaciones de los derechos humanos ligadas a la construcción del OCP, de la corrupción y de las amenazas que tuvieron que enfrentar por oponerse al oleoducto.

Mario Santi, dirigente indígena de la nacionalidad Kichwa de Sarayacu (Amazonía ecuatoriana). Hablará sobre la ampliación de la frontera petrolera ligada con el OCP, de sus impactos sobre los pueblos amazónicos y de la lucha a lo largo de una década de la comunidad de Sarayacu en contra de las petroleras, últimamente en forma dramática tras la ocupación militar de la comunidad.



CAMPAÑA DE PRESIÓN A LAS FUENTES FINANCIERAS DEL OCP

BBVA, Caja Madrid y Repsol-YPF implicados en el proyecto.


El Oleoducto de Crudos Pesados del Ecuador (OCP), es un polémico proyecto de construcción de un oleoducto de3 500 km que unirá las concesiones hidrocarburíferas de la Amazonia Ecuatoriana con el puerto exportador atlántico de Esmeraldas. Esta obra ha sido contundentemente rechazada por las poblaciones indígenas de la Amazonia donde están sus territorios y donde la puesta en funcionamiento del oleoducto forzará a las compañías petroleras a multiplicar por cuatro la producción actual.

El consorcio OCP está formado por seis empresas extranjeras: Occidental (Estados Unidos), Encana (Canadá), AGIP (Italia), Pecom (Brasil), Pirenco (Francia), Techint (Argentina) y Repsol-YPF (España).

El proyecto, con un presupuesto de 1.300 millones de dólares, estará financiado por los bancos WestLB(Alemania), BNL y Unicrédito (Italia), Banco Spiritu Santo, (Portugal), Bank of Scotland (Reino Unido), BBVA y Caja de Madrid (España).

La oposición de la población ecuatoriana al proyecto, el cual reportará un 85% de beneficios a manos privadas y el resto irá a aliviar la Deuda Externa, ha sido ejemplar. En marzo de 2002 fueron desalojados, encarcelados y desalojados 17 activistas en la selva montañosa de Guarumos, después de obstaculizar durante 3 meses el avance del trazado del oleoducto. En mayo, el ejército desalojó varios campamentos de campesinos que simultáneamente habian instalado en el trazado del ducto insatisfechos por el proceso de expropiación forzada. La ciudad de Lago Agrio, capital de la provincia petrolera de Sucumbíos fue militarizada después de varios días de bloqueo y la toma de pozos petroleros.

La campaña internacional contra el oleoducto se inició en Alemania e Italia presionando al os bancos de sendos países para que retiren el préstamo a un proyecto que no cumple los parámetros ambientales impuestos por el Banco Mundial. Esto fue demostrado tras las visitas de diputados italianos y alemanes a Ecuador y los informes de los Estudios de Impacto Ambiental.

En diciembre de 2002, se reunieron en Alemania representantes de 20 organizaciones de 8 países para articular una campaña conjunta de presión a los bancos para que retiren el apoyo financiero al proyecto. En el Estado Español, aprovechando la visita de representantes indígenas amazónicos y campesinos ecuatorianos afectados por el Oleoducto, iniciamos la campaña de presión al Banco Bilbao Vizcaya y Caja de Madrid para que se retiren del proyecto.

La compañía española Repsol-YPF, promotora del consorcio OCP, tiene en la amazonia 3 concesiones petroleras que invaden áreas tan frágiles como el Parque Nacional Yasuni y la Reserva de la Biosfera Cuyabeno. También invade el Territorio Indígena Huaorani, donde el 85% de la población ha sido contagiado de hepatitis tras el contacto forzado por la compañía al invadir sus tierras.


Más información en:

http://www.uio.satnet/oilwatch
http://www.urgewald.de
http://www.globalaware.com
http://www.amazonwatch.org
http://www.sarayacu.com/oil




Convocan:

Acció Ecològica
Amazonia Sodepau
Ecuador Llactacaru
L'Observatori de Transnacionals (LOT)






 
Llacta!    Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias