Los pueblos indígenas tienen el poder suficiente para frenar la incidencia estadounidense





Amparito Suárez, Agencia Informativa Pachacámac

Quito, 31 de octubre de 2002




Entrevista a Evo Morales, ex candidato a la presidencia de Bolivia por el Movimiento al Socialismo, MAS.



¿Por qué la oposición rotunda a la implementación de un Área de Libre Comercio de las Américas?

Primero porque los gobiernos de los 34 países manejaron de manera oculta y reservada todo el proceso de negociación del ALCA, propuesta económica que para los pueblos indígenas ya empezó desde el año 1492 cuando se dio inició al saqueo de nuestra riqueza y de nuestros recursos naturales. Lo que ahora pretenden es simplemente profundizar este modelo económico que está basado fundamentalmente en la libre importación y es una política encaminada a la concentración de la riqueza en pocas manos.

En segundo lugar a los impulsores del ALCA no les interesa la madre tierra, nuestra propuesta es que la economía debe estar subordinada a la preservación de nuestro planeta, los movimientos indígenas seamos quechua, aymaras, guaraníes, aztecas, quiches, mapuches, vivimos en directa relación con la madre tierra, en el mundo de los pueblos indígenas nos proponemos producir para el bien común en el marco de la reciprocidad y la solidaridad, cosa que el ALCA anula totalmente y por ello nunca podremos estar de acuerdo con sus enunciados y propuestas.

¿Para usted no hay algún aspecto positivo en el ALCA que permita por ejemplo la generación de empleo y la superación de la pobreza en América Latina?

De ninguna manera porque si hay desigualdad, si hay injusticia nunca podrá superarse la pobreza y por ello nuestros movimientos sociales, populares, indígenas seguirán creciendo no solamente en Ecuador sino en toda Latinoamérica. Muchos pretenden hacernos creer que el modelo económico es una salida para la pobreza y para el desempleo nada más falso, ya hemos visto lo que ha sucedido en Argentina considerada hace años atrás un país modelo para tanto para el Banco Mundial como para el Fondo Monetario Internacional, ahora constatamos que Argentina es modelo de resistencia ante estos organismo y por tanto modelo de resistencia contra el sistema y contra el modelo económico.

¿Por qué no buscan entonces espacios de participación en los debates del ALCA para que sus propuestas encuentren eco ante los gobiernos?

Lamentablemente los gobiernos del Latinoamérica son cada vez más sometidos y más instrumentos del imperialismo norteamericano y no nos permiten participar en el debate, aunque saben que tenemos razón en los planteamientos que hacemos. Los pueblos indígenas siempre hemos estado abiertos al diálogo y a los debates, pero cuando no nos entienden y no nos atienden nos vemos precisados a organizar marchas y movilizaciones, esta clase de medidas son responsabilidad de los propios gobiernos quienes solo cuando no pueden más con la presión social ceden en algo, pero si no hay este tipo de medidas ni siquiera nos abren las puertas para poder dialogar.

¿Está cambiando el panorama del continente a favor de los movimientos sociales?

Bueno déjeme decirle que yo admiro muchísimo a las organizaciones sociales, especialmente a la CONAIE, que ha demostrado su capacidad para tumbar a gobiernos corruptos y sirvientes de la oligarquía, lo mismo está pasando en Argentina donde los piqueteros se levantan, en Bolivia rompemos contratos con transnacionales gracias a la fuerza de los pueblos indígenas, de los trabajadores e inclusive con la participación de la clase media y en Perú ya hicieron retroceder la privatización de algunos servicios básicos, en otras palabras, las políticas económicas impuestas por el Banco Mundial están haciendo arder a Latinoamérica, no son los pueblos indígenas los que están provocando el fuego en el continente, sino que frente a la agresión y a la provocación hemos hecho uso de nuestros derechos que nos permiten unirnos y organizarnos para expresarles a estos organismos que si no cambian las políticas opresoras con seguridad que América Latina se convertirá en el segundo Vietnam para EEUU pues ya no podemos ni estamos dispuestos a seguir soportando la agresión y la soberbia de políticas que simplemente permiten enriquecer a los ricos y empobrecer a los pobres.

Sin embargo para mucho el rechazo al ALCA significaría perder la oportunidad de competir en un mercado más amplio...

No nos engañemos eso nunca podrá ser, los pequeños productores, los pueblos indígenas que son pequeños agricultores no tenemos la capacidad de exportar nuestros productos y competir con las grande transnacionales, lo que en realidad pretender las grandes potencias es convertirnos en sus obreros y quitarnos las pocas tierras que nos quedan y por eso nos vemos en la obligación de orientar al pueblo sobre lo que realmente va a sucedes con el ALCA, felizmente este tipo de encuentros nos permiten unirnos mucho más para que como movimiento indígena latinoamericano podamos combatir al ALCA y yo seguro de que la vamos a derrotar.

Se dice que hay un trasfondo de campaña política en las acciones que emprenden en contra del ALCA, ¿esto es verdad?

Déjeme decirle que una cosa es ser gobierno y otra distinta ser poder, el movimiento indígena latinoamericano busca ser poder político y no simplemente gobierno, para llegar a ello es necesario un proceso, sin embargo no podemos desconocer que lo que está pasando en Bolivia, Ecuador, Brasil, Venezuela es como legalizar las protestas sociales, nuestra obligación es pasar de las protestas a las propuestas y eso es lo que estamos haciendo.







 
Llacta!    Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias