Estamos a tiempo de parar el ALCA: entrevista a Rafael Alegría





Marlon Carrión, Agencia Informativa Pachacámac

Quito, 29 de octubre de 2002




Para Rafael Alegría, máximo dirigente de la organización Vía Campesina, aún es posible parar el ALCA, porque en estos momentos los gobiernos aún no están comprometidos sino en un proceso de negociación.

"El ALCA es un proceso que debe ser detenido porque no se trata de un proyecto de comercio sino de un proyecto político y militar en América, cuyo trasfondo pretende lograr que las multinacionales que operan en Estados Unidos y Canadá tomen en control absoluto de los recursos naturales del continente", dijo el dirigente campesino.

Alegría destacó el interés que muestran estas transnacionales por el control del petróleo en Venezuela y en otros países, así como también su interés por el manejo de la reserva más grande que tiene América Latina: la biodiversidad y sus recursos genéticos concentrados en este rincón del mundo.

"A los impulsores del ALCA les interesa el control de los bosques y de las aguas, por ello es necesario tener claro que el ALCA no es una simple operación comercial, es un proyecto político hegemónico de las grandes multinacionales para anexar todas las riquezas y los pueblos de América a estas grandes potencias".

"Por ello estamos haciendo una advertencia a los gobiernos y a todo el pueblo de América a través de este Encuentro Continental que culminará con una gran movilización con la cual queremos mandarles mensajes claros a los gobiernos de nuestros países para que sepan que nuestros pueblos no queremos el ALCA, tal como está concebida", concluyó Rafael Alegría.







 
Llacta!    Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias