El resultado electoral del Ecuador sorprende a todos





Marlon Carrión - Agencia Informativa Pachacámac

Quito, 21 de octubre de 2002




Una nueva sorpresa electoral se presentó en América del Sur. Esta vez Ecuador fue el escenario en donde todo pronóstico partidario en torno a las elecciones presidenciales no funcionó.

El coronel Lucio Gutiérrez apoyado por la mayoría del movimiento indígena, la Sociedad Patriótica "21 de enero", el Movimiento Pachakutik y el izquierdista Movimiento Popular Democrático, se alzó con la victoria en la primera vuelta electoral, con un 20,30% de los votantes.

Su inmediato seguidor es el multimillonario bananero, Álvaro Noboa, quien creó su propio partido parta terciar en las presentes elecciones. Él se llevó el 17,40%, pese a que todas las encuestas lo ubicaban en primer lugar con un 32%.

A la cola quedaron los candidatos León Roldós, del una alianza que concentró a los socialistas, conservadores y demócrata cristianos. En cuarto lugar se ubicó el expresidente Rodrigo Borja, y en cuarto el socialcristiano Javier Neira.

Los sectores populares festejaron con prudencia la victoria de Gutiérrez, mientras que los empresarios agrupados en las distintas Cámaras optaron por el silencio.

Todas las encuestas daban por vencedor a Álvaro Noboa, seguido por Rodrigo Borja, y en tercer lugar al ex vicepresidente León Roldós. Al coronel lo ubicaban en un lejano quinto puesto.

Según la ley electoral ecuatoriana será necesaria una segunda vuelta electoral entre los dos finalistas. Esta se dará el 24 de noviembre y el nuevo presidente será quien gane la contienda sea cual sea el puntaje.

Noboa, con sus gigantescos recursos ya inició su campaña electoral atacando a Lucio Gutiérrez, señalándolo como un comunista peligroso para el país, golpista y enemigo de Estados Unidos.

Gutiérrez no respondió a dichos ataques y solicitó un espacio de gobernabilidad para cualquiera de los dos que triunfe en la segunda vuelta electoral.

El coronel lideró una revuelta militar que salió en apoyo a miles de indígenas y campesinos ecuatorianos, quienes el 21 de enero del 2000 solicitaran la salida del presidente Jamil Mahuad. El defenestrado presidente había instaurado meses antes la dolarización en Ecuador y causara una de las peores crisis económicas que se recuerde en país.







 
Llacta!    Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias