Una gestión sustentada en la participación ciudadana





Entrevista a Auki Tituaña, Alcalde de Cotacachi (Imbabura)



Desde 1996 el Municipio de Cotacachi, provincia de Imbabura, ha tenido como Alcalde al Economista Auki Tituaña, quien ha demostrado que es posible gobernar con la participación del pueblo en la toma de decisiones. Su gestión ha sido reconocida a nivel nacional e internacional, por lo que ha sido merecedor de distinciones de gran significado. Con él conversamos para conocer a fondo en que se basa el éxito alcanzado hasta el momento en la administración municipal.


¿Cuáles son las novedades de una gestión alternativa, la que usted ha implementado en Cotacachi?

Conscientes de que Estado Ecuatoriano está mal administrado participamos en las elecciones del 96 ganando con mucha dificultad. Entonces este triunfo nos exigía empezar una gestión diferente, que en nuestro caso básicamente se ha sustentado en la participación ciudadana, esto es lo que cotidianamente vivimos en nuestras comunidades y en nuestras organizaciones, es decir, un proceso participativo, de consulta, de análisis conjunto, que nos permita una mejor actuación política.


¿De qué forma se da esa participación ciudadana de la que nos habla?

A través de una estructura que la denominamos Asamblea de Unidad Cantonal, que es la base fundamental de nuestra gestión. Esta es la máxima organización de la sociedad civil, en las que todas las organizaciones indígenas, sociales, de artesanos, transportistas, las instituciones públicas y privadas, junto con el municipio entero, hacemos una sola fuerza organizativa para trabajar temas de interés cantonal en el área de la salud, educación, turismo, gestión ambiental, el manejo de los recursos naturales y también la producción y artesanías. A través de una ordenanza municipal esta Asamblea ha sido ya institucionalizada, con ello queremos garantizar que, aunque las personas que estamos al frente de los diferentes cargos cambien, los procesos continúen.


¿ Desarrollar una gestión participativa es sencillo o complicado?

Es una dinámica interesante, pero a la vez difícil y lenta, porque hay que consensuar, mantener un diálogo intercultural permanente, con tolerancia buscando siempre la unidad. Sin embargo, también estoy convencido de que la democracia participativa que impulsamos en Cotacachi es el reflejo de la diversidad étnica, geográfica, sociocultural y económica que se junta en los diferentes cantones. Así mismo, creo que actitudes de apertura, el ejercicio de un gobierno local compartido, la toma de decisiones colectivas requieren de voluntad política, yo siempre he reconocido que no somos grandes expertos como para tener las soluciones mágicas para problemas históricamente acumulados, entonces nuestro reto ha sido invitar a todos a construir, porque sólo así los éxitos y fracaso de nuestro accionar son corresponsabilidad de todos.


¿Qué sectores de la economía del cantón Cotacachi han merecido especial atención dentro de su gestión?

En el plan de desarrollo cantonal establecimos como prioridad uno, para el desarrollo económico del cantón, el turismo. Para ello nos propusimos elaborar un plan de desarrollo turístico, que entonces no lo tenían ni siquiera a nivel nacional. Esto implicó acciones concretas desde el municipio. Por ejemplo, se identificó un calendario de eventos culturales y un inventario de atractivos naturales y con este documento se avanzó hacia la ejecución de algunos eventos de capacitación orientados a la organización de unidades empresariales, pequeñas y grandes.


¿Qué tipo de unidades empresariales?

Por ejemplo, el Municipio con la sociedad civil constituye la empresa de economía mixta para el manejo del complejo turístico de Cuicocha, que antes tenía otra forma de administración a través de un sistema de arrendamiento viciado, que beneficiaba a parientes del alcalde. En este caso la empresa se constituyó con la participación de 40 cotacacheños que ponen una acción de 40 dólares y se sienten también parte del proyecto.

La organización indígena por su parte ha visto la necesidad de impulsar el desarrollo turístico comunitario y crean una empresa de turismo rural, el Runa Tupari, que les ha permitido impulsar inversiones en las comunidades, allí participan alrededor de 4 comunidades y un grupo de jóvenes que han conseguido algunos recursos y son accionistas de la misma empresa.

Por su parte, la empresa privada ha desarrollado algunas líneas en restaurante y hoteles, con lo que hemos logrado la participación de todos los sectores, comprobando que somos capaces de interactuar y beneficiarnos mutuamente.


¿Aparte del turismo se ha brindado apoyo a otras áreas?

Como complemento a la actividad turística está también el desarrollo artesanal, se han implementado ferias con la finalidad de que los pequeños productores comercialicen directamente. Las ferias libres han beneficiado a 60 familias de Cotacachi quienes además hay participado en procesos de capacitación tanto para mejorar la calidad de sus productos como para incluir en sus actividades técnicas contables y de administración, brindándoles mayo posibilidad de desarrollo.

En el campo agrícola se ha logrado implementar micro empresas comunitarias, de criadero de cuyes, de pollos, producción de quesos, de hortalizas, para surtir incluso a los mismos centros turísticos, esto tiene un efecto multiplicador pues se apoya el turismo como un eje de desarrollo y se mejoran los ingresos de las familias.


¿Tengo entendido que ha impulsado un sistema de trueque respaldado por una moneda diferente al dólar, háblenos de esta iniciativa?

En realidad esta es la idea de algunas personas, yo no he sido el mentalizador directo y consiste en el intercambio de productos de diferentes regiones. En el caso de Cotacachi la zona andina y la zona subtropical se complementan perfectamente, porque un sector produce granos y otro frutas. Para que no haya inequidades en el intercambio primero se establecieron reglas claras, luego prima mucho la confianza y la palabra. Ya para el intercambio se ha elaborado un cheque denominado Inti o Curi, según el grupo que lo use, este cheque es debidamente certificado y funciona dentro del círculo conformado por 50 personas. Los productores que participan en el trueque tienen como respaldo esta moneda moderna popular, que se ha convertido en una alternativa y nos demuestra que no necesariamente se debe tener el dólar, la moneda impuesta oficialmente y que circula de manera ilegal, para desarrollar actividades productivas. Con esta iniciativa hemos demostrado que somos capaces de romper el monopolio de los bancos. Por eso decimos satisfechos que no se trata simplemente de un intercambio de productos, es sobre todo el intercambio de sueños, de valores culturales que nos está permitido tejer una red social importantísima donde el ser humanos es los más importante.


Entrevista realizada por Amparito Suárez

Fuente: Rikcharishun, Periódico bilingüe de la ECUARUNARI.
Diciembre de 2001. Año 29, Número 5.






 
Llacta!    Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias